Abeja polinizando

¿Cómo lo hacen?

El proceso de producción de miel de las abejas comienza con la recolección del néctar de las flores por parte de las abejas obreras. Luego, estas abejas llevan el néctar de regreso a la colmena y lo depositan en las células de cera que han construido previamente. En las células de la colmena, el néctar es mezclado con enzimas producidas por las abejas y se deshidrata parcialmente.

A continuación, las abejas obreras sellan la celda con una capa de cera y esperan a que la miel madure. Durante este proceso, las abejas continúan moviendo el néctar y ventilando la colmena para reducir la humedad y aumentar la concentración de azúcares en la miel.

Cuando la miel ha madurado lo suficiente, las abejas obreras retiran la capa de cera que sella la celda y cubren la miel con otra capa de cera fresca. Luego, las abejas almacenan la miel en las celdas de la colmena hasta que sea necesaria.

Finalmente, para cosechar la miel, el apicultor remueve las celdas de cera de la colmena y extrae la miel mediante un proceso de centrifugación. Después, la miel es filtrada y envasada para su distribución y consumo.

Es importante destacar que el proceso de producción de miel puede variar ligeramente dependiendo de la especie de abejas, la región geográfica y el clima. Además, para garantizar la calidad de la miel, es esencial seguir prácticas de apicultura responsable y sostenible.

Top

Ponte en contacto con nosotros si tienes cualquier duda sobre nuestros productos o el proceso de compra.

Síguenos en redes
Ir al contenido